Escoger los materiales de juego

Llega la navidad y me preguntáis muchísimo sobre los materiales de juego, cuáles son mejores, qué escoger para cada edad, cómo presentarlos o si invertir en esto o lo otro vale la pena…

En este post os voy a facilitar algunos artículos sobre los materiales de juego (¡llega hasta el final!) y os voy a lanzar algunas reflexiones sobre esto de escoger materiales y cómo hacerlo. 

A mí me encantaría poder daros una respuesta clara y sencilla, pero no es tan simple, para escoger los materiales de juego no solo hay que tener un conocimiento general del desarrollo cognitivo y de la manipulación, también hay que conocer al bebé/niño/a que tenemos delante, nada os dará una mejor observación de lo que necesita ese infante que la observación de su juego autónomo.

Entonces, ¿qué hay que observar? Por un lado deberíamos fijarnos en qué tipo de objetos le interesan y por el otro en la forma de manipulación que realiza, qué uso le da y cómo ocupa el espacio (recordad que juego y movimiento son indisolubles) 

Evidentemente, yo os puedo dar unas indicaciones generales según la edad que tenga, un bebé necesita materiales ligeros, fácilmente manipulables y hasta el tercer trimestre aproximadamente los explorará uno a uno, se los llevará a la boca, los cambiará de mano, los lanzará, golpeará o arrastrará; a partir de este tercer trimestre empezará a combinar materiales, comenzará a sacar, meter, vaciar o poner encima; una vez cumplido el año estas combinaciones se irán volviendo más complejas y más precisas y a partir de los 2 años entrará con fuerza el juego simbólico. 

Todo esto lo realizará en movimiento, ocupando todo el espacio del que sea capaz y desde una necesidad esencial de desarrollarse a nivel motriz y encontrar nuevos retos (subir, bajar, entrar, salir, escalar…)

Pero esta que os doy no deja de ser una idea muy general y aproximada, yo no puedo saber si está en un momento dónde mira de encajar todo lo que encuentra o le gusta más apilar o está probando a lanzar distintos objetos o está tan centrado en aprender a caminar y arrastrando sillas que la precisión en la manipulación ha pasado a segundo plano.

Una de las claves es la variedad y la cantidad, si tenemos suficiente cantidad y variedad de materiales preferentemente desestructurados, difícilmente cada infante no vaya a encontrar respuesta a su interés particular. 

Los materiales desestructurados permiten tanta variedad en el uso que muchos de ellos nos servirán tanto a partir de los 3 o 4 meses como con 3 años, el pañuelo Pikler es un buen ejemplo de esto, o un simple bol, que se puede coger, chupar, lanzar, apilar, encajar o jugar a cocinar, son materiales con los que es difícil fallar. Algo harán con ellos. 

Por otro lado, es importante recordar que desde la base del juego autónomo no usamos los materiales para llevar al infante al lugar que a nosotros nos parece que debería estar. No usamos los materiales para conducir al niño, yo no digo, debería hacer más construcciones, así que voy a quitar las pelotas que le encanta lanzar y voy a poner más piezas de construcción. Si el niño/a tiene interés en lanzar pelotas quizá busque más variedad de pelotas o añada unos sacos de semillas o busque materiales que pueda lanzar y le den distinta información: el peso, la textura, el sonido, la velocidad, la forma de rodar…

No existen los materiales imprescindibles, existen infinidad de posibilidades adecuadas a nuestro alrededor, lo que quieren los infantes es descubrir el mundo, conocerlo, es a eso a lo que debemos atender.

Desde la base del juego autónomo buscamos los materiales que vayan a enriquecer el juego de cada bebé, niño y niña, y para esto no hay nada mejor y más preciso que observar y conocer al infante que tenemos delante, nadie nos puede ahorrar este trabajo, yo os puedo dar unas indicaciones generales sobre el juego y su acompañamiento, os puedo lanzar alguna reflexiones que quizá os cambien los esquemas, podemos trabajar juntos y juntas la mirada y un conocimiento cada vez más profundo del 0 a 3, pero nadie mejor que vosotros y vosotras para conocer qué necesitan los bebés/niños y niñas que acompañais de forma cotidiana, ya sea en casa o en la escuela. 

¿Quieres trabajar tú mirada y profundizar en algunos aspectos sobre el juego, los materiales y el desarrollo motor autónomo? Te dejo unos enlaces para que sigas leyendo 😉

Y si lo que buscas es una formación en profundidad dónde conocer las necesidades más profundas de bebés, niños y niñas y cómo darles un acompañamiento atento, cuidadoso y pertinente te puedes formar conmigo en Infancia, Potencia y Acompañamiento, ¡que ya vamos por la 7a edición! 



Continúa leyendo

Romina Perez Toldi
Romina Perez Toldi
¡Hola! Soy Romina Perez Toldi, pedagoga especializada en primera infancia. Trabajo con familias y profesionales para una cultura de la infancia emancipada, un acompañamiento cuidadoso y unas relaciones de calidad desde las que todos podamos crecer en armonía y encontrar nuestro lugar en el mundo.

Deja un comentario

Únete a la comunidad Teta-à-porter

Te enviaré mis nuevos artículos del blog y te informaré de nuevos cursos que vaya lanzando.

Coletilla legal del formulario: Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar. Textos legales: Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar. Textos legales: Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar. Textos legales: Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo.