Aportaciones “piklerianas” al porteo ergonómico

 

cambioEn otras ocasiones ya hemos hablado de la pertinencia del porteo ergonómico en una crianza “pikleriana” de Movimiento Libre y de Actividad Autónoma (aquí) y que aunque desde los discursos ortodoxos de Pikler-Loczy no se recomiende, me gustaría igualmente acercar los conocimientos sobre los Cuidados Cotidianos de la pedagogía Pikler-Loczy al Porteo Ergonómico.

Se trata de ofrecer durante el porteo un ambiente y un cuidado acorde a su madurez psicomotora y acorde a su maduración cognitiva y de comprensión del contexto piscosocial en el que se ubica. Un forma particular de cuidado que sirva a su vez de sostén más allá del propio portabebé ofreciendo al bebe un ambiente y un acompañamiento consciente estable y que le aporte la seguridad suficiente para el desarrollo de una personalidad armónica y un sentimiento de competencia sólido.

Señalar que las recomendaciones que doy a continuación no son los 10 mandamientos y pretenden establecer una bases más que una “normativa”.

Sigue leyendo

Movimiento Libre y Porteo Ergonómico. Resolviendo la controversia entre la autonomía y el apego primario al cuerpo de la madre.

Ésta serie de 4 artículos de enfoque multidisciplinar nace de la necesidad de querer abordar de una vez por todas la pertinencia y compatibilidad de la práctica del Porteo Ergonómico junto con la práctica del Movimiento Libre. Las 4 profesionales que conforman ésta serie pensamos, dados nuestros conocimientos, que el Porteo Ergonómico y Seguro es una herramienta maravillosa que permite dar respuesta a las necesidades más primarias de los bebés y que se complementa perfectamente con la práctica del Movimiento Libre sin generar ningún tipo de interferencia, ya sea en su desarrollo fisiológico como en el desarrollo de su autonomía. Más bien concebimos el Porteo Ergonómico como parte de un conjunto de prácticas de crianza que fomentan el desarrollo armónico de la personalidad. En todo momento apoyamos la práctica de Movimiento Libre y la Actividad Autónoma, simplemente vamos a dar un enfoque nuevo e integrador en coherencia a la comprensión de la demanda que hace el bebé del cuerpo de su madre principalmente.

Los 3 artículos anteriores y muy recomendables, son:

Relación entre la Pedagogía Pikler, el Porteo Ergonómico y la Pedagogía Montessori de Bei de Tigriteando

Pikler, Porteo y Piscomotricidad de Verónica de El Gynko Mágico

Movimiento Libre y Porteo: portear en vertical no interfiere de Elena López de De Monitos y Risas


USA. New York City. 1996. Maternity Center Association.

Eli Reed. USA. New York City. 1996. Maternity Center Association.

Cada vez hay más familias interesadas en el Movimiento libre, son familias que normalmente llegan a esta mirada sobre la educación, la crianza y el aprendizaje (la pedagogía y sus métodos) buscando dar respuesta a las necesidades de sus hijos y hacía formas de comunicación atentas, respetuosas y eficaces. A sus vez, son familias que en esta búsqueda se dan cuenta de que los bebés piden muchos brazos, muchos.

Parte de mi trabajo consiste en esto, mirar de integrar los conocimientos de Pikler-Loczy en el seno familiar. Muchos se preguntarán ¿hace falta esta integración? ¿Los bebés no son los mismos en casa que en una institución/escuela? Sí, diré yo, los bebés son los mismos pero la forma en la que se expresan no.

Desde los trabajos e investigaciones de base pikleriana se ha hecho y se está haciendo un trabajo de gran potencia educativa, un trabajo cuidadoso y que contempla la primera infancia desde la confianza en en el despliegue de sus capacidades y potencias cuando se dan las condiciones pertinentes. En ningún caso pretendo poner en cuestión la globalidad de esta pedagogía a la que admiro y con la que trabajo apasionadamente, pero este respeto a su trabajo no me hace menos crítica, quizá más a medida que profundizo en su desarrollo epistemológico.

Lo que me gustaría resolver aquí es la controversia entre la autonomía y el apego desde un nuevo enfoque pikleriano, que contemple la necesidad del cuerpo materno en el el bebé humano y a su vez, cómo el porteo ergonómico puede ser una herramienta integrada en este proceso de forma que apoye la autonomía y la fisiológía del bebé y del recién nacido.

¿Cómo valoramos entonces la cuestión de la autonomía en relación a la necesidad de apego y el porteo ergonómico como herramienta?

Sigue leyendo

Sostener al Bebé. Una Pedagogía del Cuidado y la Atención.

manosnewborn

Eve Arnold. USA. New York. Long Island. A baby’s first five minutes, Port Jefferson. Mother holds her child’s hand. 1959.

Cuando hablamos del Movimiento Libre (ya lo apuntaba en un anterior artículo) no podemos olvidar que forma parte de una Atención particular hacía el bebé y los niños pequeños. No vale con dejar simplemente que se muevan, sin más, hace falta ofrecerle una forma de sostén en la que el bebé se sienta apreciado, cuidado, respetado, atendido, seguro y competente.

Tampoco tengo una visión determinista de la educación y creo que cualquier individuo, niño o adulto es capaz de trascender, en muchos aspectos, de aquello a lo que ha sido conducido de forma consciente o inconsciente en su educación, pero no por eso podemos obviar que seremos su padres los que más influencia vamos a tener los primeros años.

Entonces pregunto, ¿cómo sostenemos a nuestros bebés? Y lo pregunto en sentido literal y simbólico, ya decía Emmi Pikler que el bebé aprenderá a tocar así como es tocado. De la misma forma, así como sea mirado, atendido, escuchado, respondido y, en forma general SOTENIDO, podremos favorecer un desarrollo armónico de la personalidad y un sentimiento de competencia o no hacerlo.

Sigue leyendo

Soy una intrusa pikleriana

Os voy a hacer una confesión, no es nada nuevo pero por si acaso: no soy una pikleriana de pro ni pretendo serlo. No he viajado a Budapest ni creo que lo haga, no me me compensa el desembolso económico, de tiempo y de esfuerzo, simepre tengo algo “mejor” en lo que invertir y que prorizar (y pongo “mejor” entre comillas porque no pretendo desmerecer una formación de sobrado prestigio, más bién remarcar una opción). Aunque ya sabemos que nunca se sabe, no es mi prioridad, ostentar su título implica una forma de trabajo ortodoxa que no comparto.

Sigue leyendo

¿Ser mujer o ser madre?

USA. New Rochelle, New York. 1955.

USA. New Rochelle, New York. 1955.

Hace ya tiempo corrió por las redes y saltó la polémica con un artículo de la escritora Brigitte Vasallo titulado “Desocupar la maternidad” (título que no es poca cosa) en él Vasallo hace énfasis en la desaparición del “ser mujer” en cuanto una “es madre” y aboga por decir “tengo hijos” en lugar de “soy madre”como solución al control social que se ejerce sobre su acción y su representación. Que desocupemos la maternidad, nos dice. Si bien es cierto que el trato que dispensa la sociedad patriarcal a la mujer acostumbra a ser empequeñecedor y/o invisibilizador, no creo que la solución pase por decir “tengo hijos” en lugar de “soy madre”.

Ser madre no me hace ni menos mujer ni menos hija ni menos esposa. O quizá sí. Quizá ahora mismo soy más madre que ninguna otra cosa. Lo que tengo claro es que el ser madre no me hace un ser menor ni es algo de lo que deba huir o avergonzarme. Tampoco ser madre me hace más presa del patriarcado que el ser mujer. No necesito “desmaternalizarme” como propone Vasallo. Ser madre es algo que me está pasando y es muy potente. No comparto ese feminismo para el que ser madre es menos que ser mujer.

Sigue leyendo