MI bebé no quiere estar en el suelo ¿Puede ser?

Dibujos de Klara Pap y Marian Reismann

Decir que a un bebé no le gusta estar en el suelo sería casi el equivalente a decir que a un bebé no le gusta moverse. El movimiento es natural y espontáneo en el ser humano, forma parte de nuestro desarrollo y madurez, forma parte de la forma en la que los seres humanos crecemos y nos relacionamos con el mundo. A los bebés les gusta moverse.

Lo que ocurre a veces es que no sabemos cómo colocar al bebé en el suelo, no sabemos por dónde empezar y nos angustia que pueda estar mal, así que a la primera señal leemos que no le gusta el suelo y lo cogemos, interpretamos que está mejor en una hamaquita o entre cojines y así el bebé se acostumbra a relacionarse y conocerse a sí mismo así, constantemente recogido e inmóvil y luego el médico, o la maldita tabla en la puerta de la nevera, nos dice que ya va siendo hora de sentarse y así lo hacemos, lo sentamos y el bebé sigue inmóvil, a merced del adulto y así va creciendo sin saber lo que puede llegar a hacer por sí mismo, sin haber experimentado con su propio cuerpo y sus posibilidades.

¿Es posible que a mi bebé no le guste el suelo?

No, es posible que no se sienta cómodo, que el espacio no sea adecuado, que el acompañamiento no esté resultando, pero no puede ser que no le guste el suelo, el suelo es el lugar dónde va a poder desplegar sus potencialidades, así que no es posible que no le guste.

¿Entonces?

Prepara un espacio acogedor, acompáñalo desde la tranquilidad, anticípale lo que va a ocurrir en todo momento, cógelo de forma bien sostenida, olvídate de expectativas, no mires el tiempo, sea mucho o poco, aprende a leer su llanto, comunicaros y sobre todo, confía. Para confiar en sí mismo antes necesita que tú confíes en él, eres su referente.

Lee, infórmate y decide, pero no digas que no le gusta el suelo, busca las causas y las soluciones, prueba, equivócate y vuelve a probar.

La culpa no lleva a ninguna parte, pero las excusas tampoco 😉

 

Y si necesitas atención personalizada para llevar a delante este proceso, no dudes en contactarme 🙂


Te recomiendo para seguir leyendo:


No olvidéis que ofrezco Asesorías Pedagógicas para Familias. Presencial y Online (aquí)

Y que podéis consultar las Actividades en Marcha. Presencial y Online (aquí)

¡Gracias!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *